Español English

Instituto Tecnológico de Santo Domingo

Nuevo libro analiza 14 discursos de siete presidentes dominicanos desde 1963

La obra “El discurso de juramentación presidencial en República Dominicana (1963-2012)”, de Reina Rosario y Manuel Matos Moquete analiza las estrategias de persuasión y dominación

Nuevo libro analiza 14 discursos de siete presidentes dominicanos desde 1963 Odalís Pérez, Reina Rosario, Manuel Matos y Sonia Medina. Foto: Alejo Chestaro.

SANTO DOMINGO.- El lingüista Manuel Matos Moquete y la antropóloga Reina Rosario Fernández presentaron este viernes la obra “El discurso de juramentación Presidencial en República Dominicana 1963-2012”, publicado por el Fondo editorial del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

El libro analiza las estrategias de persuasión y dominación contenidas en 14 discursos de juramentación presidencial, así como los contextos históricos en los cuales fueron pronunciados. Se trata de documentos importantes, con un gran impacto en la vida política de un país, pues se emiten en el acto de toma de posesión del presidente de la República, quien al inicio de su gestión expone sus planes de Gobierno.

El acto, celebrado en la Sala Julio Ravelo de la Fuente, fue encabezado por la decana del Área de Ciencias Sociales y Humanidades, Migdalia Martínez, y disertaron sobre la obra Odalís Pérez y Sonia Medina, quienes tuvieron a su cargo las palabras de presentación.

La investigación estudia 14 discursos de toma de posesión presidencial pronunciados entre 1963 y 2012: uno de Juan Bosch (1963); seis de Joaquín Balaguer, de los cuales tres son de 1966 a 1974 y tres de 1986 a 1994; uno de Antonio Guzmán, 1978; uno de Salvador Jorge Blanco, 1982; tres de Leonel Fernández, 1996, 2004 y 2008; uno de Hipólito Mejía, 2000 y uno de Danilo Medina, 2012.

El contenido estudia tres dimensiones de los discursos de juramentación:

• La sociocultural, que se refiere a la relación entre el locutor y el interlocutor

• De uso del lenguaje, que enfatiza el carácter lingüístico, propiamente discursivo

• De cognición, que alude al universo conceptual de los discursos. 

El enfoque se sitúa desde la perspectiva del auditorio, el cual recibe e interpreta los discursos. Este trabajo se enmarca en la línea de investigación Análisis del discurso adoptada por el Centro de Investigación en Lingüística Aplicada del Área de Ciencias Sociales y Humanidades del INTEC.

 

Algunas conclusiones

(Extractos de la obra)

• En los discursos de juramentación, la exposición de los propósitos y los planes del nuevo gobierno se desarrollan en base a la argumentación de conceptos y valores de tipo político, social, ético, etc., acerca de los cuales se busca persuadir a la población de electores, que finalmente es el destinatario principal.

• El contenido de los discursos presidenciales tienen un antes y un después del ajusticiamiento de Rafael Leónidas Trujillo. Se puede decir que hubo una revolución en los discursos y en el sistema de denominación. Se renovaron los tópicos y las propuestas, los valores y las ideologías. Y los actores políticos y sociales -líderes, partidos, asociaciones, sindicatos, etc.- recién iniciados en el quehacer democrático debieron hacer sus aprendizajes, conceptualizar sus roles y re conceptualizar la sociedad.

• Los 14 discursos de toma de posesión ofrecidos entre 1963 y 2012, a excepción del pronunciados por Juan Bosch están centrados en la primera persona del singular y no dejan dudas: existe la necesidad de afirmar la autoridad del Presidente de la República y esa es la autoimagen principal, incluso cuando se emplea el “nosotros” de modestia, de cortesía o protocolar en todos los discursos.

• Con excepción de Juan Bosch y Danilo Medina prevalece la imagen del orador distante, jerárquico y egocéntrico que se dirige a un público general e innominado, a excepción, claro está, de la relación formal y protocolar con la Asamblea Nacional y el público de los invitados especiales.

• Al analizar la imagen o crédito del orador. Los discursos revelan esa condición excepcional de un sujeto superior a los demás. Sin dudas, ellos están conscientes de que encarnan una cultura del poder en República Dominicana, la cual quiere que para gobernar, el gobernante muestre ante sus gobernados el perfil del jefe, del caudillo. Al parecer, por el uso tan fuerte del “yo”, esa imagen corresponde a la expectativa y al agrado del auditorio dominicano, puesto que no de otra manera se explica que se haya  mantenido por siempre entre los gobernantes que ha tenido el país a través de su historia.

• Al analizar la cortesía. Se extrae de la investigación que, cronológicamente en la política dominicana, las relaciones han sido más ríspidas y hostiles entre los líderes más recientes que en los más antiguos, debido a la forma en que los Presidentes se refieren a sus adversarios políticos en los discursos de juramentación.   

• Sobre la organización del discurso. El esquema descrito en cada uno de los discursos comporta algunos elementos fuertes que conforman una lógica y una cultura del discurso de juramentación en República Dominicana, a saber: el carácter sagrado por el juramento y la invocación a Dios o a la Virgen de la Altagracia; la presencia de la historia como referencia y justificación del presente; la crisis como argumento principal, y en fin,  el papel mesiánico del Presidente de la República, intérprete de la historia, de la voz del pueblo y propiciador de las soluciones bienhechoras. Se destaca en todos los discursos una estructura causal y de problema-solución.

• Referencia al juramento. En ese sentido, es preciso señalar que nueve de los 14 discursos establecen una relación directa entre el juramento y el discurso de juramentación. Cinco no se refieren al juramento, aunque algunos enunciados compromisivos lo evocan, lo contienen como un eco. Leonel Fernández es el único orador que no se refiere al juramento en ninguno de sus discursos de juramentación. Balaguer omitió esa referencia dos veces en seis ocasiones.

• Estrategias de argumentación. Los argumentos que se han identificado son principalmente los argumentos por comparación, por sacrificio y por superación.  Dichos argumentos son los ejes de las estrategias persuasivas orientadas a validar y justificar los propósitos y las propuestas generales contenidas en los discursos de juramentación.

 

Sobre los autores

Manuel Matos Moquete. Doctorado en Literatura de la Universidad París VIII; Maestría en Letras Modernas, Universidad París III; Licenciatura en Letras Modernas, Universidad París III, Licenciatura en enseñanza del Francés para extranjeros, Universidad París III.

Se desempeña como profesor titular e investigador del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), además de profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) en cátedras de Lingüística y Literatura; asesor del ministerio de Educación en el área de Lengua Española.

Es miembro de número de la Academia Dominicana de la Lengua, miembro de número de la Academia de Ciencias de la República Dominicana y miembro correspondiente de la Real Academia Española.

 

Reina Rosario Fernández. Realizó una licenciatura en Historia y una maestría en Antropología Cultural en la Universidad Estatal de Moscú y candidata a doctora del Programa Doctoral en Historia de Centro América y el Caribe en contexto comparado de la Universidad de Costa Rica.

Fue decana del Área de Ciencias Sociales y Humanidades del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), donde diseñó y coordinó varias rondas de la maestría en Enseñanza de las Ciencias Sociales, de igual modo, fundó y coordinó la Cátedra de Pensamiento Antillanista.

 

Compártelo en: