Español English

Instituto Tecnológico de Santo Domingo

Nueva Ley de Aduanas incorpora uso de la tecnología y se alinea con la legislación nacional y los acuerdos internacionales

Durante un conversatorio organizado por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), Eduardo Rodríguez Apolinario, Francisco Coronado y Manuel Mercedes expusieron sobre las novedades de la nueva Ley 168-21 de Aduanas

Nueva Ley de Aduanas incorpora uso de la tecnología y se alinea con la legislación nacional y los acuerdos internacionales

SANTO DOMINGO. –República Dominicana cuenta con una nueva Ley de Aduanas, Ley 168-21, que trae novedades para el comercio internacional, al incorporar el uso de la tecnología, las obligaciones del país en materia de facilitación de comercio, y se alinea con las legislaciones del sistema jurídico nacional, incluida la legislación tributaria.

Los señalamientos fueron hechos por Eduardo Rodríguez Apolinario, funcionario de la Dirección General de Aduanas, quien resaltó que la ley configura nuevos ilícitos aduaneros que no existían antes (aparecen delitos que incorpora el comportamiento del oficial de aduanas, asociación de malhechores) e incorpora nuevos ilícitos derivados de compromisos internacionales como el lavado de activos vía comercio de bienes.

“Esta ley es la primera de este lado del mundo que contempla un modo de declaración anticipada que es la declaración presunta; es decir, usted no tiene que declarar, yo presumo que usted está declarando”, un mecanismo que solo existe en Corea, Taiwán, China y Canadá lo está incorporando, puntualizó Rodríguez Apolinario.

Aduanas

Durante el conversatorio virtual “Análisis y Perspectiva de la Nueva Ley de Aduanas y su Incidencia en el Comercio Exterior”, organizado por el Observatorio Dominicano de Comercio Internacional (ODCI) y la carrera de Negocios Internacionales del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), el funcionario dijo que la ley cuenta con una serie de lineamientos que convierte a las aduanas de República Dominicana “en una del siglo 21 en materia de normativa”.

“Nuestra ley es tan novedosa que incorpora figuras que en otros países hoy se están pensando, incorpora elementos en temas relativos al comercio ilícito y le da facultad a la autoridad aduanera de retención inmediata y refuerza las facultades policiales de la aduana con evitar el comercio ilícito”, dijo Rodríguez, durante la conferencia.

Sobre los desafíos que enfrenta el sector aduanero, citó la comunicación de la ley, para que los ciudadanos conozcan sus beneficios y novedades. Además, consideró como otro desafío que las universidades incluyan dentro de su oferta curricular los temas aduaneros y la gestión logística.

Plazos de declaración 

Para Francisco Coronado, docente del INTEC, “esta nueva legislación lo que vino fue a reorganizar”, porque todas las legislaciones en materia de aduanas que se promulgan están hechas para proteger el fisco. Además, entendió que dentro de la parte que tiene que enfrentar los agentes de aduanas y los importadores, se encuentran los plazos de declaración que ahora son más reducidos.

“Por ejemplo, una de las cosas que se tiene que enfrentar el importador es que dice (la ley) que a partir de la notificación de la liquidación usted tiene 10 días para liquidar la mercadería, y si no lo hace usted tiene que pagar un 30 % de recargo”, dijo Coronado.

Sobre por qué era relevante para el país que se contara con una reforma de la ley de aduanas, Manuel Mercedes, docente del INTEC, consideró que todas las instituciones y el proceso de globalización del comercio requieren de una autoridad aduanera eficiente, transparente y que responda a estos requerimientos, donde la legislación juegue el rol protagónico.

El docente del INTEC puntualizó que, a su entender, el periodo entre 2005 a 2010 fue de mayor revolución de las aduanas dominicanas, ya que generó una serie de modernizaciones de infraestructura en materia de recursos humanos y, además, se crea el Sistema Integrado de Gestión Aduanera (SIGA), un elemento trascendental en comercio exterior y de aduanas.

Para Mercedes era necesario contar con un instrumento que reuniera todas las informaciones del área. “El primer aporte es que tenemos un libro (la ley) en la academia, ya los estudiantes de Negocios Internacionales, Relaciones Económicas Internacional y de todas las áreas tienen un libro, que me gustaría que se hubiese llamado código aduanero. Esta ley viene a sustentar las innovaciones que se han dado en los últimos 20 a 30 años”.

El evento estuvo moderado por Soraya Santana, coordinadora de la carrera Negocios Internacionales del INTEC y Magdalena Lizardo, coordinadora del ODCI.

Compártelo en: