Español English

Instituto Tecnológico de Santo Domingo

Internacionalización de la educación superior más que una estructura es una cultura

Durante el encuentro virtual, Rolando M. Guzmán, rector del INTEC, resaltó que la internacionalización mejora la calidad de la docencia, aumenta la capacidad de la investigación y fortalece el perfil de los egresados.

Internacionalización de la educación superior más que una estructura es una cultura

SANTO DOMINGO. -Es necesario enfocarse en la necesidad de repensar la internacionalización de la educación superior de una estructura a convertirla en una cultura transversal al quehacer de la docencia, la investigación, servicio público y de las instituciones de educación superior de la región.

A esta conclusión llegó Francisco Marmolejos, asesor Educativo de la Fundación Catar para la Educación, la Ciencia y el Desarrollo de la Comunidad, quien entendió que dentro de las interpretaciones erróneas de la internacionalización que se deben eliminar está el asumir que internacionalización como movilidad de estudiantes, pensar en los rankings como sinónimo de calidad y asumir que se logra por decreto.

“La gran diferencia entre ver la internacionalización como estructura o como cultura es que verla como cultura implica, precisamente, su transversalidad y trascendencia al quehacer cotidiano de toda la institución”, resaltó Marmolejos.

Refirió que, según John Hudzik, la internacionalización integral es el compromiso, confirmado mediante la acción, de infundir perspectivas internacionales y comparativas en las actividades de docencia, investigación y servicio de la educación superior.

Sobre el impacto de la pandemia en la educación superior, el especialista refirió que más de 200 millones de estudiantes de educación superior dejaron de ir a las aulas y aproximadamente un 70 % de los estudiantes internacionales regresaron a sus países de origen y solo un 60 % de la enseñanza pudo ser sustituida por medios no presenciales.

Captura

Durante el encuentro virtual “La internacionalización de la educación superior”, organizado por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), Marmolejos llamó a revisar los planes estratégicos de internacionalización, redefinir una adecuada estructura organizacional, revaluando y revalorar las alianzas estratégicas, adecuar los incentivos y aprovechar sistemas de seguimiento.

En cuanto a las oportunidades y necesidades, detalló la necesidad de romper la idea de que la internacionalización es movilidad, desarrollar más cátedras espejos con pares internacionales, poner atención a las oportunidades de investigaciones conjuntas innovadoras y alianzas con socios estratégicos, y plantear el rediseño de los programas académicos.

“Es una oportunidad para pensar en un rol renovado para la educación superior, que pensemos en la formación de ciudadanos globales, competitivos, pero sobre todo comprometidos con su comunidad local”, resaltó Marmolejos.

La actividad virtual estuvo moderada por Luz Inmaculada Madera, doctora en Ciencias Pedagógicas.

Adecuación del curriculum universitario

El rector del INTEC, Rolando M. Guzmán consideró la internacionalización como una adecuación del curriculum universitario a los requerimientos del mundo. “En términos culturales, sociales y económicos somos una sociedad global y un curriculum tiene evidentemente que responder a esa necesidad, lo que a su vez requiere la incorporación de la dimensión internacional a la gestión de la universidad en todos los ámbitos”.

Guzmán dijo que la internacionalización es la forma moderna de expresar el humanismo. Una forma que mejora la calidad de la docencia, aumenta la capacidad de la investigación, fortalece el perfil de los egresados y limita la tendencia de las universidades a mirar hacia adentro, en lugar de mirar el panorama al que pertenecen.

“Cada institución tiene la responsabilidad de encontrar la forma concreta de incorpora la dimensión internacional a su currículum, los énfasis pueden varias de una institución a otra y, por esto último, tiene poco sentido la receta para la internacionalización, porque solo cobra sentido cuando se inserta en la lógica histórica y en la manera de hacer las cosas de las instituciones”, expresó el rector del INTEC.

Sobre los factores de habilitación indispensables, el rector identificó mayor flexibilidad en los curriculum y programas de estudios, mayor eficiencia en los procesos, comprensión del concepto de internacionalización, desarrollo de los docentes y medición de los resultados.

“Un segundo habilitador depende de los organismos rectores que deben adecuar normativas a las necesidades de estos tiempos. En República Dominicana y otros países funcionamos con esquemas que son propios de otros tiempos y que tendrán que ser reformados, revaluados y repensados a la luz de las experiencias que estamos teniendo”, dijo Guzmán.

Además, Guzmán destacó la imaginación y el compromiso con el direccionamiento como otro habilitador importante. “Esa imaginación y compromiso es lo que tiene que permitirnos sobrepasar los obstáculos propios de universidades con recursos limitados y universidades que han estado fuera del núcleo central a nivel global del quehacer científico”.

Puede ver la conferencia completa en el siguiente enlace: https://youtu.be/981KdYTKiP8

Compártelo en: