Español English

Instituto Tecnológico de Santo Domingo

Informe de la ONU registra que 82.4 millones de personas fueron desplazadas por la fuerza en 2020

Durante un encuentro virtual realizado por el Centro de Estudios de Género del Instituto Tecnológico de Santo Domingo, Gabriel Godoy, Jefe de Misión del ACNUR, presentó el Informe de Tendencias Globales sobre desplazamiento Forzado 2020

Informe de la ONU registra que 82.4 millones de personas fueron desplazadas por la fuerza en 2020

SANTO DOMINGO. –Para 2020 en el mundo existían 82,400,000 personas que fueron desplazadas de sus hogares por la fuerza. De ellos, 26.4 millones eran personas refugiadas, 48 millones desplazados internos (dentro de su propio país), 4.1 millones de solicitantes de asilo y 3.9 millones de venezolanos desplazados en el exterior.

Las cifras están contenidas en el informe de Tendencias globales sobre desplazamiento forzado en 2020, del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el cual refiere que de los 26.4 millones de personas refugiadas, 5.7 millones de personas son refugiados bajo el mandato de la Agencia de Naciones Unidas para la Población Refugiada de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, en inglés) y 20.7 millones refugiados bajo el mandato del ACNUR.

Gabriel Godoy, jefe de misión de ACNUR, quien presentó el documento durante un evento organizado por el Centro de Estudios de Género del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (CEG-INTEC), ponderó que “cada una de esas personas son mucho más que cifras, todo el mundo tiene una cara, un nombre, una historia, son vidas, son familias…”.

Al conmemorarse el Día Internacional del Refugiado, Godoy dijo que el ACNUR salvaguarda los derechos y el bienestar de las personas que se han visto obligadas a huir de su país, asegurar el derecho a solicitar asilo y encontrar un refugio seguro y buscar soluciones duraderas.

Godoy afirmó que más de dos tercios de todas las personas que huyeron al extranjero procedían de solo cinco países: Siria (6.7 millones), Venezuela (3.9 millones), Afganistán (2.6 millones), Sudan del Sur (2.2 millones) y Myanmar (1.1 millones). Además, los principales países de acogida son Turquía, con 3.7 millones de refugiados; Colombia, con 1.7 millones; Pakistán (1.4 millones), Uganda (1.4 millones) y Alemania (1.2 millones).

“Llama mucho la atención que las principales personas refugiadas buscan asilo no en los países desarrollados, sino en los países en vía de desarrollo y, especialmente, es importante para la región de América Latina y el Caribe darse cuenta que 20% de la población asistida por el ACNUR está en la región”, dijo Godoy.

El especialista hizo un llamado a la sociedad civil, el sector privado y las organizaciones dominicanas a pensar en los desafíos y respuestas que plantean los derechos de las personas refugiadas. “Pensemos cómo fortalecer una red amplia de atención y ayuda a esa población, pues hoy en día todas las acciones importan, y la vida de las personas refugiadas importan y con el apoyo de cada organización se puede aportar al fortalecimiento de una política de hospitalidad a las personas que se han visto obligadas a desplazarse”.

De su lado, la decana del Área de Ciencias Sociales y Humanidades del INTEC, Dalul Ordehi, dijo la actividad se realiza con el propósito de conocer, socializar y hacer extensivo las situaciones de los refugiados, que debido a la crisis sanitaria mundial ha tenido un nivel de seriedad mayor.

Sistema de protección en República Dominicana

Lucy Santana, directora de la Oficina Nacional para los Refugiados (ONR), explicó que República Dominicana cuenta con una Comisión Nacional para Refugiados, el órgano responsable de conocer y decidir sobre las solicitudes de refugio, la que está integrada por el Departamento Nacional de Investigaciones, Dirección Nacional de Migración, la Consultoría Jurídica del Poder ejecutivo, la Procuraduría General y los ministerios de Relaciones Exteriores y de Trabajo.

Al explicar el sistema de protección a los refugiados en el país, Santana dijo que un paso importante que dio el país fue incluir el derecho a solicitar protección internacional bajo la figura del asilo en la reforma Constitucional de 2010, la que se mantuvo en la reforma de 2015.

Durante la actividad virtual, moderada por los estudiantes de la licenciatura en Comunicación Social y Medios Digitales Xiara Paulino y Gabriel Lara, las estudiantes del INTEC María De La Rosa y Stephanie Manrique presentaron su investigación sobre el Síndrome de Ulises y duelo migratorio en un grupo de inmigrantes venezolanos del Distrito Nacional.

Compártelo en: