Instituto Tecnológico de Santo Domingo

En tacones se tropieza, en tacones se triunfa

El Centro de Emprendimiento e Innovación del INTEC y la Fundación Liderazgo en Tacones celebraron en INTEC un panel con cuatro destacadas mujeres emprendedoras, quienes compartieron sus experiencias ante decenas de jóvenes e invitados especiales

En tacones se tropieza, en tacones se triunfa

SANTO DOMINGO. Aunque muchos de sus sueños comenzaron con un rotundo ¡No!, con un fracaso y con una idea solitaria que solo estaba en sus cabezas, hoy todos tienen algo en común: son una realidad. Esto es, porque cada una ha dado lo mejor de sí para llegar hasta su meta y lo más importante, han aprendido sobre cada error del proceso.

El conversatorio “Liderazgo en tacones” fue organizado a propósito de la celebración de la Semana del Emprendimiento Femenino, un evento que desde 2013 promueve y reconoce el emprendimiento de las mujeres. Anne Sophie Tejeda, directora del Centro de Emprendimiento e Innovación del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (CEII-INTEC), explicó que el evento es celebrado anualmente en Estados Unidos, Austria, Australia, Canadá, Chile, Nigeria, Vietnam, Grecia, Ruanda, Tailandia, España y, por primera vez en 2016, en República Dominicana.

Xiomara Frías de la Fundación Liderazgo en Tacones, explicó que esa entidad promueve el liderazgo de las mujeres no solo en el aspecto empresarial sino también en el personal. Al acto, que se realizado en la Sala Julio Ravelo de la Fuente del INTEC, asistieron estudiantes Liceo técnico Pedro Henríquez Ureña de San Juan.

Expositoras 

Valery Bobadilla, fundadora de Pensare – Educación virtual

Valery

Para Valery, cuyo concepto de negocio se inició en la sala de su casa junto a su esposo Rafael Mateo, el primer paso es siempre preguntarse cuáles herramientas y recursos tenemos disponibles. Además, se debe establecer su nivel de experiencia profesional y cómo la nueva empresa ayuda a los demás.

Otro aspecto importante es “establecer cómo me pueden ayudar otras personas a lograr mis objetivos”, indicó la joven quien debido a un accidente de tránsito quedó en silla de ruedas con 13 años. 

Advirtió que respecto a las personas con discapacidad hay mucho que mejorar en el ámbito de acceso al empleo. Exhortó a los estudiantes del Liceo Técnico Pedro Henríquez Ureña, de San Juan de la Maguana, quienes asistieron al evento, que nunca pierdan la oportunidad de conversar con otros sobre su proyecto y compartir siempre sus ideas.

“No esperes que el producto sea perfecto para lanzarlo, perfecciónalo sobre la marcha”, fue otro consejo que dio la joven emprendedora.

 Sarah de la cruz, fundadora de Holistika Innovación Consultancy 

Sarah

Sarah es el vivo ejemplo de que de las caídas sirven para levantarse con ideas replanteadas. Tras haber iniciado un proyecto con un grupo de amigos que luego del éxito se fue en picada, inició su propio negocio con las ideas más claras y el éxito ha sido rotundo. 

“Lo primero es preguntarme quién soy, en qué soy bueno y qué me gusta”, así inició su ponencia en la que enfatizó que para triunfar en los negocios es importante investigar y aprender sobre el tema o el área que me gusta desarrollar e identificar quiénes serán sus mentores.

Lamentó que, pese a los ejemplos de éxito en el emprendimiento femenino, aún las grandes empresas mantienen en los puestos altos a los hombres y debajo de estos, en la organización o en roles de gran responsabilidad a las mujeres. 

Otro de los aspectos en los que hizo énfasis fue en la elección de un socio. “Busquen una persona con los mismos valores éticos que ustedes, pero que se complementen a nivel profesional”.

Además, indicó que un proyecto que persiga el éxito debe tener una página web, manejar el concepto de marketing digital y tener presencia en redes sociales. 

Keila González Báez, directora y fundadora de la revista Bien-être

Keila

A sus 33 años esta joven oriunda de Santiago tiene bien claro que “no siempre se trabaja por dinero” porque en algunas circunstancias la falta de remuneración monetaria es compensada con aprendizaje. Además, advirtió que lo que nunca se debe comprometer es la credibilidad profesional. 

El mayor activo para un emprendedor es su credibilidad, por eso debemos aliarnos a las personas correctas”, subrayó. Keila reconoció que los primeros cuatro años de su empresa tuvo pérdidas y que incluso cuando desarrollaba su revista no tenía casa, ni dinero para el transporte, pero lo que sí tenía claro era lo que quería lograr. 

Observó que el dinero va hacia las personas que hacen el trabajo con excelencia. Sus tips fueron: elaborar y ejecutar un plan de acción, aliarse a las personas correctas y buscar la excelencia todo el tiempo. 

Estefany Marte, Fundadora A.M. Pulpas y Vegetales Jugos Capricho

Estefany

A los 20 años abandonó su carrera como bailarina profesional de ballet y asumió la dirección de la empresa familiar con apenas 20 empleados, cifra que ha aumentado a 45 en los últimos años. 

Estefany, egresada del INTEC, consideró que al momento de emprender dar el primer paso es lo más difícil, pero una vez dado hay que lograr ser productivo y asumir los retos que día a día trae el negocio al que apostamos. 

  

 

Compártelo en: