Español English

Instituto Tecnológico de Santo Domingo

Suspensión de docencia en la modalidad presencial Ver info

56° Graduación Ordinaria

INTEC

56 Graduación Ordinaria
Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC)

Palabras del Rector
Dr. Rolando M. Guzmán

 

Señora Presidente de la Junta de Regentes, doña Mary Fernández Señor presidente Hipólito Mejia
Señoras y señores miembros de la Junta de Regentes y del Consejo Académico
Directivos, docentes y colaboradores del INTEC
Señora Oradora Invitado, Dra. Mayte Vásquez
Graduandos y Graduandas
Señoras y Señores

 

Con este acto de graduación, damos cierre simbólico a un ciclo de especial relevancia en la vida de cualquier estudiante. Esta ceremonia representa la culminación de una etapa de vida y el inicio de otra y me emociona pensar, graduandos y graduandas, que mi condición de Rector me permite dar testimonio ante la sociedad de la dedicación que cada uno de ustedes ha mostrado a lo largo del tiempo. Permítanme felicitarles por la responsabilidad con que asumieron el desafío de desarrollarse como profesionales, y extender mis felicitaciones a todas las personas que han brindado apoyo a lo largo de todo el camino: madres y padres abuelas y abuelos, esposas y esposos, hijas e hijos, entre muchos otros.

 

Ahora es el momento de enfrentar nuevos retos y no tengo dudas de que cada graduando tiene las herramientas necesarias para seguir adelante. En realidad, basta seguir haciendo lo que han hecho hasta ahora: esto es, fijarse una meta, trabajar con ahínco y mantener una dosis de entusiasmo frente a la adversidad. Pero en adición al desarrollo individual, este momento invita a preguntarnos el papel de cada graduando ante la sociedad, que actualmente se enfrenta a situaciones inéditas en el cambio tecnológico, ambiental, político y social.

 

No es exagerado decir que en las próximas décadas, la humanidad tendrá que recorrer uno de dos caminos. Un primer camino lleva a un mundo lleno de posibilidades, donde el desarrollo científico consigue superar muchas enfermedades, el avance tecnológico permite aumentar la productividad de las empresas y el fortalecimiento de la democracia lleva a un ejercicio cada vez mayor de las libertades individuales. Sin embargo, el segundo camino lleva a un mundo oscuro, donde el deterioro ambiental recrudecería la lucha por la supervivencia, donde la migración dejaría de ser vista como oportunidad y pase a generar tensiones que fomentan el odio entre los pueblos, y donde las desigualdades económicas darían lugar a conflictos violentos.

 

Tengo la obligación de recordarles, graduandos y graduandas, que la preeminencia de un mundo u otro resultado depende en gran parte de ustedes. Es por eso que la formación recibida en la universidad implica un compromiso moral ante la sociedad. Como egresados de la colmena, cada quien debe preguntarse cómo contribuir a la construcción de un mundo mejor y cómo usar su talento para dejar una huella que perdure.

 

Ese reto de responsabilidad humana es también pertinente para el INTEC, cuyo fin esencial es contribuir a mejorar las condiciones de vida de los dominicanos y las dominicanas. Esa misión se traduce en la intención permanente de ser un instrumento académico al servicio de los gobiernos, de los sectores productivos y de las organizaciones sociales. En tal sentido, siendo esta la última vez que estamos todos juntos, permítanme compartir con ustedes una breve muestra de los esfuerzos de nuestra institución por aportar su grano de arena en beneficio de la sociedad.

 

En el ámbito de la salud y seguridad social, en estos momentos el INTEC apoya al Ministerio de Salud Pública mediante la coordinación del  diseño de un nuevo Plan Decenal de Salud que guiará las acciones del país en ese sector hasta el año 2028. En el ámbito del transporte, el INTEC se encuentra trabajando con el INTRANT y con varias empresas privadas para desarrollar un proyecto de intervención en el sistema de tránsito, con miras a salvar muchas de las vidas que hoy se pierden por las deplorables condiciones en que se desarrolla dicha actividad. En el aspecto ambiental, la universidad acaba de iniciar el primer doctorado del país en Gestión Ambiental, al tiempo que da continuidad a varias investigaciones pioneras en torno al cambio climático.

 

En materia de educación, tenemos en marcha cinco programas de formación en ciencias con orientación a la educación, para contribuir a la formación de una nueva generación de maestros para las escuelas dominicanas. Y por último, en el sector de los negocios, nuestro cuerpo docente sigue prestando asesoría a decenas empresas, de distintos tamaños y sectores, para ayudarlas a desarrollar capacidades productivas y competitividad. Como pueden notar, nuestro radio de acción es muy amplio y creciente, pues hemos adoptado el principio de que la pequeñez de nuestra geografía no debe limitar la grandeza de nuestras aspiraciones.

 

Estamos también convencidos de que INTEC es una institución con vocación de trascendencia, y estamos trabajando para que un futuro no lejano dejemos de ser un referente regional de calidad académica, para ser reconocidos como un referente global. En esa tarea, graduandos y graduandas, necesitamos de ustedes. Esperamos que como egresados, sigan sintiéndose parte del alma mater, que se mantengan informados de nuestro quehacer, que contribuyan en la medida de sus posibilidades al crecimiento de una universidad que seguirá siendo de ustedes, y sobre todo, que a través de sus trayectorias profesionales y humanas se conviertan en una muestra fiel del espíritu inteciano.

 

Para finalizar, permítanme ahora presentar a nuestra oradora invitada. Mayte Vásquez nació en República Dominicana y es doctora en Física, egresada de la Universidad Técnica de Berlín. Sus trabajos doctorales se desarrollaron en el Centro Aero-Espacial Alemán, en Munich, trabajando en la preparación de códigos para el cálculo del transporte radioactivo en planetas extrasolares. Tiene también una licenciatura en Astrofísica del Instituto Tecnológico de la Florida, y cursó una maestría en la Universidad de La Laguna en las Islas Canarias, España, en la cual se concentró en la instrumentación astrofísica, y trabajó con un sensor que actualmente opera en el telescopio óptico más grande del mundo.

 

Durante su práctica profesional, sintió la necesidad de compartir sus avances no solo con la comunidad especializada sino también con el resto de la sociedad, y por eso se involucró en la divulgación de la ciencia. A través de varias iniciativas, la Dra. Vásquez ha llevado la astrofísica a escuelas y centros comunitarios de distintos países del mundo y ha sido invitada como charlista al Fórum de los Temas del Espacio en Las Naciones Unidas, celebrado en 2015 en Viena. En los últimos años, ha estado dedicada a la observación y monitoreo de la atmósfera de la Tierra, con atención en el cambio climático. En suma, Mayte Vasquez es un ejemplo de uso de la ciencia con conciencia social.

 

Recibámosla con un fuerte aplauso.