Instituto Tecnológico de Santo Domingo

Deja Tu Huella en INTEC

“El Instituto Tecnológico de Santo Domingo era una vieja idea que surgió en todas partes. Un sueño común a gentes que quizá nunca se vieron y que cumplida su misión podrían no volverse a ver después”, dijo Ramón Flores, uno de los fundadores y el primer rector, a principios de la década de 1970. Hoy, este mismo sueño necesita la fe y el apoyo de nuevos fundadores de ideas.

INTEC te invita a construir su futuro y el futuro de miles de jóvenes profesionales que hoy se forman en sus aulas. Con un pequeño aporte ayudarás a seguir impulsando el INTEC que merece nuestra comunidad.

A través de la campaña Un Ladrillo para la Colmena, nos ayudarás a obtener los recursos necesarios para equipar una sala de Tele-aprendizaje, calculados en RD$ 8.5 millones. Esta iniciativa promete traer al INTEC la posibilidad de compartir experiencias, profesores e investigaciones a la comunidad inteciana con el resto del mundo. Además, permitirá crear y producir materiales didácticos en formato audiovisual para el provecho de nuestra comunidad. Los jóvenes que hoy ocupan nuestras aulas merecen que la universidad amplíe las oportunidades de aprovechar el saber de un mundo cada vez más interdependiente y conectado.

Al donar un ladrillo que será parte del Paseo de la Colmena, dejarás tu huella en INTEC, generarás mil cambios con una simple acción. Tu ladrillo se colocará en el corredor entre los edificios García de la Concha (GC) y Fernando Defilló (FD). El valor de la Sala de tele-aprendizaje se traduce en 2,400 ladrillos, que forman el camino hacia la internacionalización del INTEC.

En 1972 un sueño se hizo realidad con la creación del INTEC. Hoy te toca renovarlo al dejar más que una huella en el INTEC, una historia en el cambio.