Instituto Tecnológico de Santo Domingo

Preguntas Frecuentes (FAQ's)

No tengo mucho, pero quiero hacer la diferencia

Unos RD$150 mensuales de apenas 400 egresados cubren la educación superior de dos estudiantes sobresalientes de escasos recursos que de seguro apoyarán causas similares en el futuro, contribuyendo así al progreso continuo de nuestro país.

¿Por qué el INTEC necesita mi apoyo?

El INTEC no tiene dueño. A lo largo de sus 40 años de fundado se ha mantenido como una organización sin fines de lucro, patrimonio de la comunidad y sus egresados, y recibe una fracción de sus ingresos del Estado. Los aportes de donantes, sean empresas o particulares, egresados o no, son para proyectos específicos e infraestructura. La matrícula mantiene la universidad pero es necesario crecer.

El INTEC depende de donantes privados para apoyar el resto de sus programas, desde las becas PIES, los laboratorios, nuevas infraestructuras y acondicionamiento de áreas y proyectos especiales, esenciales para mantener la calidad de la enseñanza en nuestra institución.

¿Puedo donar a nombre de otra persona o de un colectivo?

Sí. Las donaciones pueden hacerse en grupos, en conmemoración de aniversarios (como la Beca Ingeniería´ 85) y dejar más que una huella en el INTEC, una historia en el cambio. Nombrar edificios, laboratorios y espacios de reunión, es una irrepetible oportunidad de rendir honor a quien merece.

¿Puedo hacer una donación anónima?

Sí. Quienes prefieren el anonimato también son aceptados en nuestro club. Respetamos su necesidad de privacidad si así lo desea el donante.

¿Cuántos egresados son donantes y por qué es importante?

Aproximadamente 30 donantes de los 23,193 egresados han apoyado nuestras causas. La Directiva de la Asociación de Egresados 2011-2012, se forma y es elegida por votación de los Egresados por su probado y mostrado interés en devolver a esta generación una promesa de futuro.

La participación de los Egresados es importante porque:

  • Es una forma de vincularse con la universidad para disfrutar de los servicios a egresados, a la vez que tiende un puente de solidaridad para que nuevas generaciones cursen una carrera.
  • Los posibles donantes toman en consideración el apoyo de los Egresados y de los demás donantes para decidir qué causas apoyar.
  • La muestra del compromiso de nuestros egresados fortalece la reputación del INTEC y, por ende, se eleva el valor de sus títulos universitarios.

En 1972 un sueño se hizo realidad con la creación del INTEC. Hoy te toca renovarlo al dejar más que una huella en el INTEC, una historia en el cambio.

“El Instituto Tecnológico de Santo Domingo era una vieja idea que surgió en todas partes. Un sueño común a gentes que quizá nunca se vieron y que cumplida su misión podrían no volverse a ver después”, dijo Ramón Flores, uno de los fundadores y el primer rector, a principios de la década de 1970. Hoy, este mismo sueño necesita la fe y el apoyo de nuevos fundadores de ideas.