Instituto Tecnológico de Santo Domingo
Jueves, 24 Noviembre 2011

Palabras de bienvenida a la exposición Innovación en la Construcción Cátedra Magistral con el Presidente de CEMEX Dominicana

CEMEX Dominicana

Señoras y señores,

La capacidad de innovación es, sin lugar a dudas, uno de los rasgos más notables en la evolución del género humano. Fue la capacidad de innovación, por ejemplo, lo que permitió el paso de nuestros antepasados de la vida en la caverna a la choza, de la choza a la casa, y de la casa a los enormes rascacielos que hoy desafían tanto la gravedad como la imaginación.

Fue la capacidad de innovación, similarmente, lo que permitió al ser humano experimentar distintas formas de convivencia a lo largo del tiempo, pasando de la vida salvaje a la vida tribal, y de la vida tribal a los complejos sistemas políticos que se observan en la modernidad. Me atrevería a afirmar que la historia de la humanidad es en gran medida la historia de las innovaciones generadas por el talento humano.

Sin embargo, aunque las innovaciones han estado presentes a lo largo de la historia, en ninguna etapa anterior habían alcanzado el ritmo vertiginoso ni la importancia vital que tienen hoy en día. Es útil recordar que, según las estimaciones estadísticas más recientes, la mayor parte del crecimiento de las economías a lo largo de los últimos siglos no proviene de la simple acumulación de capital físico o de una mayor cantidad de trabajo, sino más bien de la acumulación de mayores conocimientos e innovaciones productivas.

El reconocimiento de este hecho tiene ya una larga historia, aunque con matices distintos a lo largo del tiempo. De hecho, ya en el siglo pasado, Karl Marx consideraba que el cambio tecnológico y las innovaciones eran el rasgo esencial del sistema económico capitalista, y Joseph Schumpeter se inmortalizó al presentar evidencias convincentes de que el proceso de desarrollo era motorizado precisamente por las innovaciones, mediante un proceso dinámico en el cual las viejas tecnologías eran reemplazadas por nuevas tecnologías en una especie de “destrucción creativa”.

Esa importancia de las innovaciones nos obliga entonces a reflexionar sobre los factores que la causan o la obstaculizan y tiene mucho sentido prestar atención a las lecciones de empresas específicas que pudieran ser consideradas como ejemplo de innovación. Ese es el propósito de la invitación que hemos realizado a Cemex Dominicana para compartir con nosotros su perspectiva sobre la innovación en un sector de tanta relevancia como es la industria de la construcción.

Para traernos esa perspectiva, contamos con la presencia del Sr. Carlos González, Presidente de CEMEX Dominicana, a quien damos una calurosa bienvenida. Estamos seguros de que sus palabras serán de mucho valor para cada uno de nosotros, y le agradecemos grandemente que haya encontrado tiempo para compartir este momento con nosotros. Por consiguiente, no tomare más tiempo de ustedes y les invito a disfrutar el resto de este plato fuerte que hemos preparado como parte de nuestra feria Intecnología.

¡Buen apetito!