Instituto Tecnológico de Santo Domingo
Martes, 27 Septiembre 2011

Discurso del Rector en Premio Egresado Destacado

Auditorio del Banco Central de la República Dominicana

Senoras y señores:

Nos convoca el orgullo de reconocer en esta noche a siete egresados destacados del INTEC. Los galardonados provienen de distintas áreas académicas. Dos de ellos cursaron sus estudios en el área de Ciencias de la Salud, uno en Ciencias Sociales y Humanidades, dos en Ingeniería y dos en Negocios.

Fueron escogidos a través de un procedimiento riguroso de postulación y selección, en el que se consideraron alrededor de 30 candidatos, presentados a través un esquema abierto de nominaciones, y mediante la participación activa de distintos grupos de la comunidad inteciana. Este proceso culmina con la decisión de un jurado compuesto por la Rectoría, los vicerrectores, varios profesores titulares, el presidente de la Asociación de Egresados, un pasado Rector y un invitado externo. Todo esto garantiza que los galardonados son una digna representación del espíritu del INTEC y que constituyen modelos del producto humano que INTEC está comprometido a entregar a nuestra sociedad.

Cada uno de los profesionales que hoy reconocemos ha acumulado distintos méritos a través de distintas trayectorias. Sin embargo, un rasgo común en todos ellos es que constituyen una manifestación evidente de los valores de INTEC, entre los cuales se destacan la búsqueda de la excelencia y el compromiso con la construcción de un país mejor. Este premio es, por tanto, una reafirmación de los valores que sostienen a nuestra institución.

El INTEC, permítanme recordar, es fruto de un sueño que 39 años atrás, un grupo de profesionales cristalizó como una manera de entender el compromiso ciudadano. Ese grupo de profesionales creyó posible transformar el país a través del esfuerzo concentrado en una educación superior exigente, innovadora y pertinente. Esa intención sigue presente hoy día, tal vez más que ayer, no solo como necesidad, sino también como posibilidad.

Los profesionales de INTEC son y deben ser un instrumento de desarrollo. República Dominicana vive un profundo proceso de transformación, y las universidades están llamadas a asumir un papel relevante en esa dinámica de cambio. Cada egresado o egresada de INTEC, como portador de los valores esenciales del instituto, es una pieza clave del proceso.

La ocasión es también propicia para reafirmar el vínculo entre INTEC y sus egresados, el cual, lejos de ser accesorio, está consignado en los estatutos y en la filosofía inteciana. La relación de las abejas con la colmena no concluye al momento de recibir un diploma, ni se convierte en ese momento en un recuerdo nostálgico de una relación ya superada de formación profesional. Por el contrario, la graduación implica simplemente la transición hacia tres nuevas formas de compromiso con la institución.

El primer compromiso es ejemplificar. Si la meta de INTEC es convertirse en un modelo para la educación superior dominicana, el primer paso consiste en que cada uno de sus egresados sea un profesional ejemplar. Al saludar a estos galardonados, reafirmamos esa intención.

El segundo compromiso es participar, seguir siendo y seguir sintiéndose parte de INTEC. Un egresado de INTEC no solo debe ver la institución como parte de su pasado, sino también como parte de su presente. INTEC aspira a que sus egresados se mantengan atentos a sus movimientos, que asistan a sus actividades, que la promuevan, que la defienda y, que de vez en cuando, vuelvan a nuestras aulas como parte de un proceso de formación permanente. En la relación con nuestra universidad, lo mejor está por venir.

El tercer compromiso es aportar. Aportar recursos e ideas. Retribuir, a través de INTEC, una parte del éxito profesional alcanzado gracias a la formación recibida en nuestras aulas. Sentirse, en fin, comprometidos con el crecimiento de la institución que nos ayudó a crecer. INTEC asume el compromiso de fortalecer las condiciones para que cada egresado pueda cumplir con esas formas de compromiso, y garantiza como contrapartida un esfuerzo serio y sostenido para ser cada vez mejor.

Para finalizar permítanme felicitar a nuestros siete Egresados Destacados 2011.

¡El INTEC se enorgullece de ustedes!