Instituto Tecnológico de Santo Domingo

48° Graduación Ordinaria Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC)

INTEC


Señora Presidente de la Junta de Regentes, Laura Acra
Señores miembros de la Junta de Regentes,
Señores miembros del Consejo Académico y directivos, docentes y colaboradores del INTEC,
Señora oradora invitada, María Victoria Menicucci,
Señor Embajador de Costa Rica, Honorable José Rafael Torres
Graduandos y Graduandas,
Familiares y relacionados,
Señoras y Señores

Tengo el honor de dirigirme a ustedes en el evento protocolar más importante de esta universidad: el acto de graduación. Es un acto que celebramos de manera solemne, pero con gran entusiasmo, porque simboliza el tránsito de nuestros estudiantes a la vida profesional o a una nueva etapa de la misma. Como en cada ocasión, mi principal misión es felicitar a los graduandos y graduandas, expresar mi respeto por los familiares y relacionados que les prestaron apoyo durante el camino recorrido, y agradecer el trabajo de los profesores y profesoras que aportaron su esfuerzo para ayudarles a alcanzar una educación de calidad.

Sé muy bien, graduandas y graduandos, que este es un día decisivo en la trayectoria de cada uno de ustedes, pues a partir de hoy es de público conocimiento que, en algunos casos, ya han adquirido las capacidades necesarias para el ejercicio de una profesión o que, en otros casos, ya han avanzado hasta un nivel superior a través de estudios de postgrado. Es natural que tengan un sano sentimiento de orgullo y una expectativa de grandes logros futuros.

Esas expectativas se han expresado muy elocuentemente en el Mural que fue habilitado recientemente para que cada graduando o graduanda expresara, de forma creativa y en una sola frase, su meta profesional más importante para el próximo año. Gracias a ese mural, me enteré de que el (o la) estudiante con matrícula 10-0972 tiene planes de formar su propia empresa, de que el (o la) estudiante con matrícula 06-1036 se imagina a sí mismo haciendo cirugías en Brasil, y de que la matrícula 09-0877 tiene el ojo puesto en conseguir un trabajo en Google.

Y, por supuesto, hay otros planes algo más ambiciosos. Por ejemplo, un graduando o graduanda con matrícula 04-0490 resumió sus expectativas en solo tres palabras (“Conquistar el mundo”), mientras el graduando 09-0734 se propone simplemente “Construir algo graaaaande” --aunque no quiso revelar detalles de su plan secreto para alcanzar ese fin. Debo confesar, sin embargo, que entre todas las aspiraciones escritas en el mural, hubo una que me dejó especialmente pensativo, porque tiene cierta relación con mi propio trabajo. Se trata del estudiante con matrícula 06-1100, cuya meta para de aquí a un año, es simple y sencillamente…“Ser Rector del INTEC”.

En realidad, graduandos y graduandas, el éxito profesional es apenas una parte de los retos que tienen por delante. En un país como el nuestro, agobiado por necesidades inmensas y desigualdades vergonzosas, es también importante preguntarse en cuales otras formas pueden ustedes contribuir a mejorar las condiciones de vida de otros dominicanos y otras dominicanas, para construir una sociedad mejor. Puesto en otras palabras, es nuestra esperanza que cada uno de ustedes crezca sin límites en su vida privada, pero que a la vez se preocupe por el crecimiento de los otros.


La contribución social de cada uno es especialmente relevante en este momento, en que se están gestando cambios trascendentales en nuestra sociedad. El debate en torno a la explotación o no explotación de Loma Miranda, la controversia en relación con la Sentencia del Tribunal Constitucional sobre el concepto de nacionalidad y la discusión en curso sobre la reforma del Código Procesal Penal son evidencias de un país en ebullición, que busca respuestas colectivas a problemas que antes ni siquiera se abordaban. Es nuestra apreciación que, al margen de las decisiones concretas que se adopten en cada uno de esos casos, el proceso en si es relevante, porque evidencia nuevas formas de participación social que a la larga acabaran construyeron una forma mejorada de democracia.

En ese contexto, graduandos y graduandas, tienen ustedes una gran cuota de responsabilidad, como profesionales y como ciudadanos. Ser egresado del INTEC es un privilegio que obliga moralmente a contribuir, con ideas y conocimientos, a mejorar las condiciones de vida de toda la sociedad, y esperamos que asuman ese reto con el talento, creatividad, responsabilidad y compromiso que caracterizan a nuestra Colmena. Por parte nuestra, seguiremos atentos a la trayectoria de cada uno de ustedes, y esperamos contar con su apoyo para nuestro reto institucional, que consiste en ser reconocido, nacional e internacionalmente, como un modelo de universidad, por nuestra excelencia académica, la calidad de nuestros procesos y nuestro aporte al desarrollo de la sociedad.

Permítanme ahora introducir a ustedes a nuestra oradora invitada. María Victoria Menicucci Mella es Licenciada en Administración de Empresas, y se ha destacado en el ámbito del liderazgo empresarial y de servicio. Por más de 16 años fue miembro de la Junta de Directores de la Cámara de Comercio y Producción de Santiago, y en 2010 se convirtió en la Primera mujer que preside esa importante institución. De igual modo, en el período 2011-2012, presidio la federación empresarial FEDOCAMARAS.

Menicucci Mella fue reconocida como “Dama Distinguida de la ciudad de Santiago en el Área Empresarial” por el cabildo de esa localidad. En la actualidad, es miembro de las Juntas de Directores de la PUCMM, de la Universidad ISA y de la Asociación para el Desarrollo, Inc. (APEDI), y del Pleno del Consejo Económico y Social (CES).

En el ámbito privado, preside la Junta de Directores de MENICUCCI-transformando espacios, y es miembro de honor de "Heart to Heart Foundation". Entre sus preocupaciones empresariales y sociales destaca su identificación con el trabajo perseverante como forma de convertirnos en un país competitivo y seguro, que invierta en educación y que cree las condiciones para el surgimiento de una clase media fortalecida, educada y con valores democráticos.

Por esas y otras razones, es un honor contar con su presencia en nuestra graduación y pido recibirla con un fuerte aplauso. Muchas gracias.